lunes, julio 24, 2006

Crónica Summercase 2006


Este año es el año de los festivales. Parece alucinante pero hasta hace bien poco no era tan normal disfrutar de la oferta musical que disfrutamos ahora. Tocaba Sonar en Junio, escapada a Monegros si pertenecías al grupo de los “valientes” y luego un poco de playa y Freezer en Benicassim.
Durante este verano esta habiendo tal aluvión de festivales, que sinceramente nos hacen dudar de esa famosa crisis musical que tanto se oye por parte de algunos. Como ha sido el año de los festivales, Madrid no podía ser menos, y a falta de uno hemos tenido dos más dos. Dos dentro del ámbito puramente electrónico, MEC y Klubbers, y dos más abiertos de miras el MetroRock y el SummerCase. Es de este último del cual toca hacer repaso.
El festival se celebraba simultáneamente en Madrid y Barcelona, y a muchos desde luego les hubiera gustado estar en las dos ciudades, puesto que el solapamiento de los grupos te hacia tomar decisiones realmente difíciles, ¿a quien veo? A los abueletes del New Order o al personaje de Shaun Ryder.

El viernes llegamos con los últimos guitarrazos de Dandy Warhols, y antes que nada exploración del terreno y unas cervezas para combatir el sol de justicia que caía todavía por Boadilla del Monte. Lo primero que vimos fue parte del directo de Divine Comedy, pop meloso y romántico que engancho perfectamente al publico que allí había, sonaron grandes clásicos de su discografía como “Something for the Weekend”. Antes de que terminara el concierto escapada a ver a Mendetz, grupo español que va dentro de la onda punk-funk o rock bailable. Mucha marcha, mucha energía, pero un grupo de estas características no puede llevar el cowbell sampleado!!!! Al finalizar su actuación vuelta al escenario grande para ver el final de Starsailor. El grupo sin llegar a impresionar interpreto bien sus temas, aunque desde luego con el superbombaza que fue la remezcla del “Four to the floor” que hizo mi amado Stuart Price aka Thin White Duke hace un par de veranos, uno se queda con ganas de más. Tras un pequeño descanso Happy Mondays al escenario, con un Shaun Ryder que tenía un aspecto cuanto menos lamentable. Chándal, gorro de lana y en un segundo plano, el hombre hacía lo que podía para mantener el tipo. Menos mal que Bez estaba al pie del cañón con su típica actitud. De repertorio el esperable, solo temazos. Una pena que cuando estaba sonando el Hallelujah nos fuimos a ver a New Order. De los de Manchester, mas o menos lo mismo, solo grandes éxitos con parada en Transmisión, Love Will Tear Us Apart o Ceremony de Joy Division, y los consabidos Bizarre Love Triangle o Blue Monday, este último con mucha menos energía que ya mítico single.
Tras cenar algo, si es que se puede llamar cena a lo que vendían en los chiringuitos al efecto, cambio de zona para imbuirnos totalmente en la electrónica., que desde luego no salió muy bien parada esta noche. Los Chemical Brothers, ofrecieron una sesión de Dj muy acida en una carpa que estaba en esos momentos totalmente abarrotada. No sabemos muy bien porque todavía siguen formando parte de muchos de los festivales españoles, con una propuesta bastante desfasada. Y es que otra de las pegas del festival, era precisamente eso que parecía un festival de 1996, al menos en los nombres grandes. Por último, el neoyorquino Larry Tee, inventor del electroclash, que puso más o menos eso, con muy poco tino en la ecualización y en las mezclas.

Del Sábado, llegamos justo para ver a la que sin duda ha sido la actuación del festival y del año, los franceses Daft Punk. Con un disco que fue vapuleado por la crítica, Human Alter All, y tras su exitosa actuación en el Coachella, Thomas Bangalter y Guy-Manuel de Homem-Christo aterrizaron en Madrid con su traje de robot y una puesta en escena salida de una película de ciencia ficción. Los neones que les rodeaban no hacían más que hacerte soñar que estabas dentro de la película Encuentros en la tercera fase. Y precisamente con esas notas que suenan en la película de Spielberg comenzaron, el directo. Durante la primera parte del concierto tocaron algunos de los temas incluidos en su último disco, Human after all, Technologic, Too Long y una superversión del Around the World que se solapaba con el Harder, better, faster, stronger. Durante todo el concierto es lo que hicieron, te meto un tema, luego un estribillo de otro, ahora un loop para volver donde estábamos, lo dicho un directo impecable. Por último para cerrar la primera parte del concierto, el Face to Face. La segunda parte del concierto comenzó con otro de los tema insignia, del grupo, One More Time. Tema que yo he defendido a ultranza, pese a que a más de uno y más de dos, lo han puesto a parir, y es que viendo la que se lió con este tema en directo no puede ser malo. Luego uno de los últimos singles que los fracases han conseguido meter en los charts de la gente, The Brainwasher, ayudado entre otros gracias a la remezcla de Erol Alkan. Tal como comentábamos antes, a la vez que el lavacerebros sonaba uno de los temas más brutos del grupo, el Rollin' & Scratchin'. Después el mashup se producía entre Alive y The prime time of your life. Y para cerrar otro tema de su primer disco Da Funk, que finalizaba de nuevo con más de Human After All. Poco puedo decir más sobre este concierto, simplemente que fue soberbio, y que si no lo visteis ya estáis corriendo a visitar el oráculo de nuestro tiempo, You Tube.
Tras cubrir todas las expectativas con la actuación de Daft Punk, solo podíamos deambular por el festival para ver que se cocía en el resto del universo. Los primeros en aparecer fueron Massive Attack que hicieron un directo de los de siempre, pero que a las dos de la mañana y habiendo estado donde estuvimos fue como escuchar ambient. Tras relajarnos un poco, cambio a ver a Fatboy Slim, que habiendo visto la mierda que ha traído en los últimos años por España, casi podemos ponerle un aprobado, otro que no cambia y que sigue gustando a la gente. Tras uno poco de pachanga electrónica, cambio a ver a James Murphy, otro de mis héroes que en su faceta de dj no lo es tanto. Como siempre una técnica poco depurada y una selección de disco y funk con mucho saber a NYC. Ultimo cambio antes de la retirada para ver a Amable, que hizo un homenaje a lo que había sonado durante los dos días en el festival, de hecho comenzó con el One More Time y continuó con todos los hits del indie contemporáneo.
Tras dos días de festival, que se hacen extraños, eso de dormir en casa es una maravilla. Solo podemos felicitar a la organización y esperar que el año que viene tenga el mismo éxito o más que ha tenido este año. Eso si, los horarios un poco más pensados y de electrónica a ver si actualizamos el cartel.

Esta crónica se publicará en Clubbingspain.com

Etiquetas:

1 Comentarios:

Blogger INTHESITY dijo...

Coño como has escrito esta vacaciones, acabo de volver y tengo post para una semanita.
Yo ya hice mi crónica del festi y no conicido en nada con la tuya, sobre todo proque no vimos a los mismos grupos y creo que no compartimos gustos, soy muuusho mas pop, pero como siempre me pregunot si lo de daft pank es directo o se lo traen ya mezclado de cas y ahí solo hacen el paripe y por eso se ponen tan lejos y tan escondidos. Yo creo que si ponen dos muñecos inchables suena igual. Otra cosa distinta es que me gustara, que me gustó, pero....
Y lo de Fatboy Slim pero bueno si estaba mezclando con los dos brazos en alto jalleando a la multitud, claro que después de eso me fui.

3:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio